Reforma migratoria colapsa en la Cámara de Representantes

Los esfuerzos bipartidistas por redactar un plan de reforma migratoria en la Cámara de Representantes fracasaron el miércoles, reportó ABC News.

La traba radica en que los republicanos exigen que los indocumentados que califiquen para el camino a la ciudadanía no puedan acceder a ningún tipo de asistencia sanitaria por lo menos durante 15 años. Los demócratas no aceptan este requisito.

Fuentes del grupo bipartidista de ocho legisladores que redacta en secreto el anteproyecto (cuatro demócratas y cuatro republicanos) confirmaron a ABC News el quiebre de las negociaciones.

El reporte agrega que los demócratas sostienen que los inmigrantes que sean legalizados pagarán impuestos y deberían tener derecho a recibir beneficios.

El estancamiento en las negociaciones supone un duro golpe los defensores de los derechos de los inmigrantes y de la reforma migratoria, y de los 11 millones de indocumentados que llevan años aguardando una vía para salir de las sombras y legalizar sus permanencias en Estados Unidos.

ABC News dijo además que el colapso en las negociaciones bipartidistas llevaría a tratar el tema de la reforma migratoria en varias iniciativas y no incluiría la vía de legalización para los indocumentados.

Avances en el Senado

Mientras la reforma migratoria se frena en la Cámara de Representantes, en el Senado prosiguen los esfuerzos por conseguir los 60 votos necesarios para aprobar el anteproyecto enviado en mayo por el Comité Judicial y que incluye una vía de legalización para millones de indocumentados.

La semana pasada el líder del Senado, Harry Reid (Nevada), dijo que el plan del Grupo de tiene asegurados 56 votos y sólo falta terminar de convencer a cuatro republicanos.

“Es muy factible” y será “fácil de llegar” a los 60 votos necesarios para que el pleno apruebe sin contratiempos el proyecto de reforma migratoria S. 744 elaborado por el Grupo de los Ocho, dijo a Univision la Oficina de Reid.

“Más del 90% de los demócratas votará a favor” del plan, aseguró José Parra, vocero de Reid. “Tenemos unos 56 votos (incluyendo a los 4 senadores republicanos del Grupo de los Ocho y dos independientes) y necesitamos otros cuatro votos republicanos”.

“El senador Reid dijo cree que es muy factible y fácil de llegar” al número para aprobar el proyecto, agregó Parra.

Los demócratas controlan el Senado con 53 votos más el apoyo de dos independientes; los republicanos suman 45.

El plan del Senado

Entre otros requisitos, el plan del Senado favorece a extranjeros sin papeles que están en el país de manera ininterrumpida antes del 31 de diciembre de 2011, carecen de antecedentes penales, pagan impuestos, entreguen sus huellas digitales al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y paguen multas.

Quienes califiquen entrarán en un Estado Provisional de No Inmigrante (RPI) por espacio de 10 años al término de los cuales podrán pedir la residencia permanente y luego de tres años gestionar la ciudadanía.

Los llamados Dreamers y trabajadores agrícolas esperarán menos tiempo.

El debate en el Senado comenzará el 10 de junio
.

Written by